HUEVOFRITO

Y cuando la inspiración se agota volvemos al origen